Es un tratamiento efectivo para tonificar la piel, combatir la celulitis y los depósitos de grasa que se acumulan en zonas específicas. Sobre todo se emplea para glúteos, caderas, muslos, abdomen, brazos y espalda. Es una técnica molesta pero indolora.

  • Reductiva. En este tipo de mesoterapia se infiltran sustancias lipolíticas en la dermis y tejido subcutáneo directamente sobre el área a tratar con el objetivo de destruir la grasa.
  • Reafirmante. Aquí se infiltran sustancias tonificantes e hidratantes de la piel en la dermis y tejido subcutáneo sobre la zona que nos interese..
  • Capilar. La mesoterapia capilar se emplea para fortalecer la calidad y textura del pelo, aportar brillo, estimular su crecimiento y detener la caída. Estas situaciones suelen darse a consecuencia de pelo fino y quebradizo, pérdida de cabello postparto, alopecia por quimioterapia, mujeres postmenopáusicas. También se emplea como complemento del tratamiento de la alopecia androgenética. La técnica consiste en inyectar en una zona superficial del cuero cabelludo un producto compuesto generalmente por una combinación de aminoácidos, vitaminas y oligoelementos entre otras sustancias.